Archivos de la categoría ‘El Diario de un Corazón Muerto’

maxresdefault

15/09/2009, De vuelta en el final

Querido diario, te pido perdón, he estado mucho sin escribirte, tanto, que no soy capaz de creer que haya pasado de verdad todo este tiempo.

Me cuesta asimilar que los días pasen tan rápido, cuando apenas hace unos meses parecía haberse detenido el tiempo y no avanzar.

Hoy, por fin, he decidido relatarte la muerte de Mario. Creo que es justo dejarle un espacio entre tus páginas para ese momento que a la vez que doloroso… fue un instante puntual en mi vida importante que jamás podré olvidar. No quiero… no quiero… no puedo olvidarlo, sería injusto. Es un suceso que cuenta el final de su vida, no podría ignorarlo, porque todos merecemos tener uno, sea como sea, por inesperado o triste, nadie merece que se olviden de su final. (más…)

Anuncios

maxresdefault8

30/07/2009, Sintiendo la vida de nuevo

¿Alguna vez has soñado con tocar el cielo? ¿Alguna vez has sentido que te ilumina una estrella? ¿Cuántas veces has llorado sin saber por qué? ¿En cuántas ocasiones te has preguntado si realmente esto merece la pena? ¿En qué instante te planteaste que debías correr el riesgo?

Querido diario, de todos los cientos de personas que escriban sus sentimientos en un hermano tuyo, ¿cuántos conoces tú que le hayan escrito esta frase?:

“No quiero intentar robarte el corazón hasta que no estés preparada para que te lo conquisten”. (más…)

maxresdefault20

10/07/2009, Envuelta de luz en la noche

Querido diario, la noche está triste. Estoy en esa etapa en la que creo estar traicionando a mis propios sentimientos. Cierro los ojos y escucho notas de violín creando un eco de melodía en mi corazón y una voz dulce que parece decirme…: duerme en esta paz tranquila y no tengas prisa por despertar. En ese momento abro los ojos asustada. Cruel caricia que me susurra mientras duermo, dolor que me agoniza si intento encontrar la paz y colores en la noche que me esfuerzo en hallar. (más…)

maxresdefault21

05/07/2009, Reflejos

Han pasado ya diez días desde que decidí llamar a Julio. El viento me ha querido arrastrar fuerte el corazón. Por fin he podido ver algo más de luz. Los latidos no me han desaparecido ni un solo día y he visto su reflejo en todas partes: el reflejo de Mario.

Llamé a Julio, sí. Al principio no sabía quién era, pues solo nos habíamos visto una vez, como recordarás, diario. Mi voz temblaba, mis manos dudaban y mi mente estaba llena de dudas, dudas por mirar hacia el futuro y ver todo muy incierto. Dudas de si estaba haciendo lo correcto, si era el paso adecuado, si era la persona decisiva…. Tantas dudas que me hacían temblar de arriba abajo pero a la vez… creaban una emoción en mi interior, una emoción que me había desaparecido hacía meses. El sol volvía a ser más reluciente ahora. Cuando le dije mi nombre… pude sentir una sonrisa al otro lado del teléfono, aunque obtuve un silencio al principio, supe, que lo que estaba ocurriendo es que él había sonreído y yo sonreí también. Lo primero que dijo me sorprendió, me dio las gracias, pues desde que me había conocido había soñado cada noche con la misma estrella. (más…)

maxresdefault15

25/06/2009, Una estrella fugaz

Han pasado ya dos semanas desde la última vez que te escribí.

Últimamente he pensado demasiado… en varias cosas: en Mario…, en Julio…, en mí… Han pasado seis meses desde su muerte, pero aún tengo anclado a mi corazón y mis recuerdos aquel día como si hubiera ocurrido ayer.

He caminado estos días por las calles como si estuvieran desiertas. Realmente no me importaba mi entorno.

He salido al campo a correr y a gritar. Me he tumbado en un prado a observar las estrellas en la noche, como solía hacer con Mario… Teníamos la costumbre de pedir deseos cuando veíamos una estrella fugaz, como muchas otras personas hacen.

Las estrellas alumbran mi oscuridad… (más…)

maxresdefault11

10/06/2009, ¿Mi corazón late?

Ha pasado más de una semana desde que te escribí. He tenido mucho trabajo. No te conté que pedí que me quitaran la baja, necesitaba estar distraída, por lo que no me importó volver tan pronto.

Acabo de regresar de mi viaje. Y te contaré lo que me pasó.

El tiempo avanzaba realmente lento de camino en tren. Veía pasar los paisajes. Veía pasar todo… mi asiento de al lado estaba vacío, nadie. Era aún más doloroso que si lo hubiera ocupado cualquier desconocido al que le hubiera tocado ese asiento. Pero estaba sola. Me distraje pensando en la conferencia.

¿La vida atrae al destino o a la casualidad? Me gustaría saber la respuesta, pues no sé decir qué fue exactamente lo que pasó, pero los tres días que estuve allí, me encontraba en todas partes a un chico. En el hotel, en el restaurante, al salir, al entrar. Hasta que la última noche… no podía dormir y salí a la terraza del hotel que se encontraba en la azotea. Era amplio, precioso. Desde allí se veían las luces de la ciudad, se respiraba paz y la brisa corría libre. (más…)

maxresdefault12

30/05/2009, Entre Sueños

Hoy tengo que contarte algo nuevo que me ha pasado. Llevo varios días seguidos soñando. ¿Puede ser la muerte parecido a soñar? En ocasiones pienso que sí. Sueño despierta y dormida, sueño a todas horas, como si realmente no estuviera viva.

Sueño tanto con él… en ellos recorro todos los lugares, momentos, caricias, gestos, vivencias… todo… me refugio en ellos y cada vez más… ¿eso es malo? Empiezo a tener miedo de dejar de vivir la realidad y empezar a vivir en un sueño profundo. Mario me da ánimo desde los sueños, ¿lo sabías? Me abraza y me dice que no tenga miedo de seguir adelante sin él. Que tengo que ser fuerte, volver a reír, volver a amar. Y yo lloro y le digo lo mucho que le echo de menos, que mi corazón lo siento muerto y tan solo creo que aún late cuando siento un dolor agónico al recordar que no está conmigo. Me besa, me sonríe, es como si estuviera aún junto a mí, por eso, me cuesta tanto despertar. (más…)