Diario de un Corazón Muerto (Parte XII)

Publicado: 20 abril, 2016 en El Diario de un Corazón Muerto
Etiquetas:

maxresdefault8

30/07/2009, Sintiendo la vida de nuevo

¿Alguna vez has soñado con tocar el cielo? ¿Alguna vez has sentido que te ilumina una estrella? ¿Cuántas veces has llorado sin saber por qué? ¿En cuántas ocasiones te has preguntado si realmente esto merece la pena? ¿En qué instante te planteaste que debías correr el riesgo?

Querido diario, de todos los cientos de personas que escriban sus sentimientos en un hermano tuyo, ¿cuántos conoces tú que le hayan escrito esta frase?:

“No quiero intentar robarte el corazón hasta que no estés preparada para que te lo conquisten”.

Esta frase, querido diario, fue la que me dijo Julio una de las noches que mirábamos las estrellas desde el porche de la casa rural, a la que finalmente acepté viajar a su lado.

Creo que nunca me habían dicho nada parecido en mi vida. ¿Realmente existe la espera paciente? ¿Realmente existe la mirada sincera? ¿Y el corazón conquistado por alguien que no teme a esperar?

Mario viaja siempre conmigo en mis recuerdos. Julio lo hace sujetándome fuerte la mano para luchar por no soltarla.

Creo que nunca te he contado cómo murió Mario. Es una parte de nuestra historia que aún temo verla escrita… aún temo sacarla de mi corazón, aunque sea para compartirla en una hoja en blanco que espera con paciencia a que mis palabras estén preparadas para ello. Tal vez cuando mi corazón esté preparado para ser conquistado… tal vez entonces… pueda contártelo entre notas de canto tristes y llenas de amor. Entre suspiros y lágrimas de un recuerdo ya pasado.

Tengo que darte una buena noticia, por fin he revelado mis encuentros con Julio a Nerea y al psicólogo. La respuesta de mi amiga… fue un fuerte abrazo, después me miró a los ojos y me sonrió entre lágrimas, pues había notado que últimamente estaba más alegre, estaba más tranquila, mi sonrisa asomaba muy a menudo y poco a poco me iba desprendiendo de esa necesidad de tener a alguien más cerca de mí. La otra buena noticia es que mi psicólogo al contárselo me dijo que ya había notado unos cambios muy sobresalientes en mis emociones y actitudes y me ha dado el alta, dice que ahora mismo aunque tengo aún el recuerdo triste de lo que pasó, puedo llevar una vida totalmente normal.

Querido diario: vuelvo a estar viva.

Aunque debo contarte lo que pasó cuando la casa rural… Fue extraño, pues ni siquiera intentó besarme, agradecí que no lo hiciera. Pero sí dormimos juntos, uno al lado del otro. Al principio cada uno nos situamos en un extremo. Yo no podía dormir, hacía tanto tiempo que no sentía la presencia de un hombre a mi lado por la noche… que fue una sensación extraña.

Con mucha ternura y cuidado, Julio comenzó a acercarse. Lo noté realmente cerca. La calidez que desprendía su cuerpo y que había echado de menos tantas veces durmiendo sola entre sábanas frías… Su respiración tranquila y calmada que siempre me había relajado a la hora de dormir… Y de repente, su mano de forma tímida y dudosa, me acarició el hombro y se quedó ahí muy quieta. Yo estaba de espaldas a él, sonreí, alargué mi mano hasta la suya y me rodeé con su brazo. Y así, dormimos toda la noche, simplemente abrazados. Él esperando a que la puerta de mi corazón pronto estuviera abierta y yo dejando que envolviera la llave que hacía falta para que se abriera. Los dos cuidamos durante esas dos noches a mi corazón, con mucho cariño, evitando que se dañara y acariciándolo en su superficie.

Querido diario, creo firmemente que Julio es algo por lo que merece la pena arriesgar.

Te escribiré pronto.

Te dejo esta frase:

“Mi corazón espera al conquistador paciente y entre estrella y estrella mis recuerdos me velan”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s