Diario de un Corazón Muerto (Parte V)

Publicado: 8 marzo, 2016 en El Diario de un Corazón Muerto
Etiquetas:, , , , , ,

maxresdefault16

18/05/2009, Entre estrellas

Querido diario, llevo tres días sin escribirte, lo sé, pero traigo buenas noticias. Hoy te hablaré, por fin, de Mario.

Estos días recuerdo el momento en el que nos conocimos con más nitidez que incluso el día que sucedió.

Te sorprenderías lo encantador que fue. Las estrellas siempre nos han unido. Así fue como nos conocimos.

He sido siempre muy aficionada a la astronomía. Y con mi telescopio observaba el cielo nocturno cuando brillaba. Aquella noche quería ir a un lugar más elevado y apartado de la ciudad, donde las luces artificiales no entorpecieran tanto la naturaleza del cielo nocturno.

Recuerdo que hacía frío. Llevaba conmigo una manta, un termo con café caliente y mi telescopio.

Te has preguntado alguna vez… ¿por qué la vida en ocasiones es tan bella? Cuando veía el cielo estrellado, me parecía realmente bella, era un regalo para la vista aquella imagen.

Cuando llegué a una colina que no estaba muy lejos de la ciudad, un chico ya estaba allí, observaba el cielo con su telescopio.

Lo sobresalté con mi llegada. Me quedé muy quieta sin saber qué decir y él no era capaz de apartar su mirada de mí.

No podré olvidar jamás lo primero que dijo al verme.

Con una sonrisa me dijo: Vaya, nunca imaginé que apareciera ninguna estrella nueva por aquí.

Ahora recuerdo sus palabras y no puedo evitar sonreír, en aquella ocasión me ruboricé. Era la primera vez que alguien me decía algo así.

Creo, que esa fue la mayor unión entre dos estrellas, pues a mí también me lo pareció él. Después de aquella noche, siempre nos encontrábamos en la misma colina. Reíamos, soñábamos juntos y nos tumbábamos a observar las estrellas en silencio, sencillamente mágico.

Estos días me he atrevido a sacar nuestros telescopios y observarlos. Los he limpiado. Después los he armado y colocado uno al lado del otro. Nos he visto a los dos en ellos, ¿sabes? Ha sido extraña la sensación. Es como si nuestras almas llenas de estrellas aún estuvieran metidas en los telescopios.

Estos tres días que no te he escrito, ha sido porque me he sorprendido a mí misma, hablando de Mario con mi psicólogo y asombrosamente, no era capaz de parar de hablar de él. ¿Será posible? Antes no podía, y ahora siento que si no hablo de él, haré que desaparezca para siempre.

Mi amiga Nerea me ha convencido para salir mañana por la noche de fiesta. No creo estar preparada aún, pero quiero que no se preocupe tanto por mí, haré un esfuerzo por ella.

Querido diario, ya te contaré cómo se ha dado. Te escribiré pronto.

Te dejo ésta frase:

“Cuantos más colores intento hallar, menos encuentro, pero los tonos grises poco a poco se van coloreando, mi vista se va limpiando de las cenizas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s