(Capitulo 13) El Recorrido de Mi Alma

Publicado: 23 febrero, 2015 en El Recorrido de Mi Alma
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Las horas pasaron y yo no podía parar de conducir, me alejaba de Londres. Me alejaba de todo. El sol asomó por el horizonte. Un nuevo día llegaba, pero no precisamente agradable. Mi mente se encontraba enturbiada por pensamientos difíciles de digerir. El mar de mi corazón no quería detenerse en secarse por dentro. Mi rostro era un paño de lágrimas. Tan solo era una chica que había querido ser alguien que no era, alguien con una extraña identidad en la que no encajaba. Había querido jugar con la oscuridad, hasta que me encontré con ella cara a cara y me horroricé al verla. Me di cuenta que quería paz, la necesitaba, la anhelaba.

Después de aquello no volví a Londres. Mi nuevo hogar sería Gales. Ya que después de un tiempo de haber estado trabajando para URIANS, confiaban en mí y me habían sacado el localizador y el micrófono de mi organismo, por lo que no debía preocuparme en que me buscaran.

Mi vida comenzó de nuevo. Con nuevo trabajo. Nueva casa. Todo. El aire por fin parecía más puro. Hasta que pasaron dos años.

Iba corriendo, llegaba tarde al trabajo y no podía retrasarme. Sin mirar en que el semáforo estaba en rojo para los peatones, fui a cruzar. Pero sentí que una mano agarraba mi brazo para detenerme, suerte que fue así o hubiera sido atropellada. Me giré con el corazón acelerado para darle las gracias.

—Gracias. – Dije simplemente.

Él me sonrió. Su cara me fue familiar, pero en ocasiones suele pasarnos, puede ser que simplemente me recordara a alguien que hubiera visto en mi vida pasada.

—Hay que tener más cuidado, a pesar de tener prisas. – Dijo él.

Esperamos uno al lado del otro a que el semáforo cambiara a verde. Lo miré disimuladamente de nuevo. En ese momento el también miró, sonreí con timidez. Parecía simpático. Moreno con ojos marrones como el chocolate.

—¿Sabe? Es la primera chica a la que salvo de ser atropellada.

Sonreí.

—Pues debería de estar más cerca de mí, suelo ir con demasiadas prisas a todas partes, puede que algún otro día necesite que me salven de nuevo.

Sin darme cuenta, comenzamos a hablar. Hablamos mientras cruzábamos. Hablamos durante nuestro trayecto por la calle hasta que nos separamos.

Pero desde aquel día me lo encontraba en todas partes. Por lo que me di cuenta que solía frecuentar los mismo lugares que yo, solo que nunca me había percatado en él. ¿No os ha pasado nunca? Conoces a alguien que jamás habías visto y de pronto no paras de verlo. En realidad siempre había estado frente a nosotros, solo que no nos habíamos fijado.

Una noche que salí de fiesta con unas compañeras del trabajo, caminaba con mi vaso relleno de licor, pero jamás volvió a estar relleno de whisky. Estaba hablando con mi amiga, cuando comencé a alejarme de ella andando para atrás y justo cuando me iba a dar la vuelta alguien me sujetó de pronto por el brazo, evitando que me chocara contra un camarero que llevaba una bandeja llena de vasos vacíos. Respiré con rapidez por el susto. Me di cuenta que era el mismo del semáforo.

—Vaya… gracias. Parece que te necesito siempre cerca para salvarme. – Dije entre risas.

—Eso parece. – Dijo él.

A partir de ese día, no volvimos a separarnos. Nos hicimos íntimos. Hablábamos de todo y nos contábamos todo, bueno, casi todo.

Su mirada solo para mí, no tenía ojos para nada ni nadie más. No quería que los días terminaran nunca…

Una noche tuve una pesadilla. Hacía tiempo que no tenía.

Era de noche y yo me encontraba esperando dentro de un coche. Hasta que apareció en aquella calle solitaria un joven que parecía tener mi edad. Salí sigilosa del coche y con la pistola lo golpeé con fuerza en la cabeza, pero no fue suficiente, pues él se dio la vuelta agarrando mi mano que sostenía el arma y sujetando mi cuello apretándome contra la pared. Vi su rostro apenas unos minutos en la oscuridad.

En aquel momento me desperté empapada en sudor. Mi mano tapó mi boca intentado sostener la impresión y el horror que me había provocado la pesadilla. Aquel chico que había secuestrado esa noche infernal era el mismo con el que salía en aquel momento. Él no me había visto aquella noche porque llevaba la cara tapada y yo no recordaba cómo era, hasta ese momento que lo vi en mis sueños.

Ahora me estaba acercando a la cama para dormir al lado de mi marido, el cual me ocultaba algo y todas las noches volvía tarde a casa. Pero no podía reprocharle nada, ¿cómo podría, después de ocultarle yo durante todos aquellos años que una vez lo había golpeado, amordazado y metido dentro del maletero de mi coche? Pensar y recordar de nuevo aquella revelación me hizo preguntarme por primera vez, ¿por qué quería URIANS a mi marido en aquella ocasión? ¿Debía confiar en él? ¿Conocía en realidad a la persona con la que dormía cada noche y compartía mi vida desde hacía 11 años?

Bueno, debo comunicar que esta historia se está alargando más de lo que pretendía, pero así es el mundo del escritor, si la historia sale así, pues así es. Por lo que cierro aquí la primera parte de esta misteriosa historia. Si queréis que continúe la segunda parte ¡¡DEJAR VUESTROS COMENTARIOS!! 🙂 ¡¡Animar a que siga recorriendo su camino para descubrir lo que oculta!! ^^

Anuncios
comentarios
  1. ALADINO dice:

    Esto no puede quedar asi.

    Le gusta a 1 persona

  2. Chronos dice:

    Muy buen capítulo!!!
    Queremos la continuación!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. efe dice:

    La historia tiene un fin gratificante para desear que continue.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  4. zcoer dice:

    Gracias por vuestros comentarios. Ésta historia continuará. Aunque estoy en duda si dejarla para continuarla y sacar un libro de ella o terminarla aquí. Tengo que pensarlo más. ^^ Pero quién sabe, tal vez suba un último capítulo aquí. No dejéis de visitar el blog!! ^^

    Me gusta

  5. zcoer dice:

    Por cierto, me alegra saber que hay gente que cree en su continuación, gracias por vuestros comentarios ^^. Realmente animan mucho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s